12 de diciembre, Día Universal de la Cobertura Sanitaria

Hace exactamente cuatro años, el 12 de diciembre del 2012, la Asamblea General de la ONU aprobó por consenso la resolución que alienta a los Estados miembros a promover las políticas necesarias para alcanzar la cobertura universal en salud. Esta es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el mecanismo para garantizar que la población acceda a servicios de salud de calidad en el momento en que lo necesite y sin exponerse a riesgos financieros. Así, la cobertura universal en salud fue reconocida como uno de los objetivos centrales de la Agenda de Desarrollo Post-2015 (Post Objetivos del Milenio) en los temas de salud.

Dos años más tarde, más de 500 organizaciones a nivel mundial lanzaron una coalición global con la finalidad de instar a los Gobiernos del mundo a acelerar las reformas necesarias para asegurar el acceso de todos a servicios de salud de calidad y sin tener el riesgo de caer en situación de pobreza.

 

Según la Global Health Strategies (GHS), cuando los sistemas de atención primaria de salud son fuertes, llegan a todas las comunidades y pueden manejar hasta un 90% de las diversas necesidades de salud de las personas a lo largo de sus vidas. El valor es tan claro que el mundo se comprometió a lograr la atención primaria de salud para todos hace casi 40 años, en 1978.

 

En el Perú, si bien en los últimos años se han hecho grandes esfuerzos por incrementar el porcentaje de personas afiliadas a un seguro de salud, todavía existen 5.1 millones de personas sin seguro de salud (SuSalud, 2016). De ellas, el 34% se encuentra en situación de vulnerabilidad y debieran contar con cobertura del Seguro Integral de Salud (SIS), mientras que el resto está conformado por población no pobre, en su mayoría trabajadores independientes o con empleo informal. La evidencia de diversos países nos indica que lograr el aseguramiento de este grupo de personas es, precisamente, uno de los principales retos para alcanzar el aseguramiento universal.

 

Más aún, debemos ser conscientes de que la sola afiliación a algún seguro de salud no debe ser considerada un fin en sí mismo, sino un medio para efectivamente lograr la cobertura universal en salud. En ese sentido, los esfuerzos del Gobierno deben estar orientados a garantizar el acceso de los peruanos a atenciones de salud oportunas, de calidad y con protección financiera. Para ello se requiere atender los problemas de fondo del sector: brecha en infraestructura; escasez y mala distribución de recursos humanos, sobre todo de médicos especialistas; fraccionamiento del sistema, tanto en el financiamiento como en la atención; ausencia de un esquema de mancomunación de fondos, sistema centrado en la atención hospitalaria; falta de promoción, prevención y detección temprana de enfermedades, entre otros.

 

Aprovechemos este 12 de diciembre para promover una discusión amplia sobre la situación actual del sector y generar consensos en relación a las políticas necesarias para lograr que el 100% de los peruanos no solo cuente con un seguro de salud, sino que efectivamente pueda acceder a una atención de calidad, oportuna y con protección financiera.

 

Finalmente, quiero aprovechar este espacio para animarlos a firmar una petición dirigida al nuevo secretario general de las Naciones Unidas y al director general de la Organización Mundial de la Salud para que reconozcan oficialmente el 12 de diciembre como el Día Universal de la Cobertura Sanitaria. Firmemos para asegurar que el mandato de la Resolución 12.12.2012 de la ONU nunca se olvide.

 

Janice Seinfeld

Directora Ejecutiva de Videnza Consultores LaRoy Reynolds Womens Jersey

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *