Anemia en gestantes en el Perú, ¿cuál es la solución? (Parte 2)

El porcentaje de gestantes con anemia en el Perú según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) del 2017 es de 29.6%. Una de las principales dificultades para prevenir y reducir su prevalencia es la falta de adherencia a la suplementación con hierro y ácido fólico. Es decir, las gestantes no siempre toman todas las tabletas que les son recetadas.

¿Qué hacer para que efectivamente cumplamos con el tratamiento? Pues empezar por entender por qué se da este incumplimiento. En Videnza Consultores proponemos intervenciones que ayuden a reducir este problema. Aquí algunas de ellas:

 

  • Suplementación informada: si bien el Estado ha logrado avances importantes en asegurar la disponibilidad de los suplementos en los establecimientos de salud, este paso no es suficiente. Por un lado, se debe buscar que el tipo de suplemento que se entrega tenga la mayor aceptabilidad posible, generado por ejemplo los menores efectos secundarios. Por otro lado, se requiere capacitar y sensibilizar al personal de salud involucrado sobre la importancia de informar a las gestantes sobre la anemia, sus efectos, la importancia de la suplementación y cómo manejar sus posibles efectos secundarios.

 

  • Atención inmediata a las gestantes con anemia: a los tiempos de espera normalmente elevados del sistema de salud público, la gestante diagnosticada con anemia debe sumar una serie de visitas al centro de salud antes de recibir las tabletas de hierro y ácido fólico. Urge, por tanto, examinar los flujos de atención para hacerlos más eficientes.

 

  •  Mensajes de texto (SMS) o voz: estudios encuentra que el uso de SMS mejora las tasas de adherencia al tratamiento médico en 15-18%. En Perú, el uso de SMS en zonas urbanas o de mensajes de voz en zonas rurales puede ser efectivo para mejorar la adherencia al tratamiento. Se recomienda implementar un sistema de mensajería con recordatorios sobre la suplementación e información de salud útil para el periodo gestacional.

 

  • Acompañamiento y consejería a través de visitas domiciliarias: los expertos consultados aconsejan implementar visitas domiciliarias a las gestantes para monitorear y reforzar la adherencia a la suplementación, brindar información nutricional y absolver dudas. Estas visitas podrían estar a cargo de agentes comunitarios en salud y ser complementarias a las que la norma de salud establece actualmente. Se debe evaluar la posibilidad de que los municipios distritales los retribuyan por su labor.

 

Un grupo al que debemos prestar especial atención son las adolescentes gestantes, pues sus propias características biológicas y psicológicas las hacen altamente vulnerables: tienen 1.36 veces el riesgo de presentar anemia. Establecer un plan de suplementación de hierro en adolescentes, independientemente de si están o no embarazadas, es una intervención que el Ministerio de Salud debería analizar.

Desde Videnza Consultores estamos comprometidos con implementar políticas que disminuyan la anemia en gestantes.

Por Janice Seinfeld

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *