Pórtense bonito, pecadores, por Janice Seinfeld

Dos episodios recientes podrían dar a entender, espero erróneamente, que el Poder Ejecutivo ha cedido su responsabilidad rectora al Congreso de la República. Textos escolares sobre la “virginidad conservada” para evitar el embarazo adolescente y la aprobación del etiquetado nutricional para fomentar una alimentación más saludable en la población sugieren que el Parlamento busca plantear políticas públicas. Veamos.

Durante meses hemos sido testigos del debate entre la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso y el Ministerio de Salud (Minsa) sobre cómo etiquetar alimentos y bebidas procesados. La primera defendía el semáforo nutricional (rojo, ámbar y verde); el segundo, los octógonos negros. La primera aprobó el semáforo; el segundo observó la ley. Tras reuniones de consenso entre ambas partes, el Congreso aprobó octógonos pero rojos. ¿Por qué tantas idas y vueltas? Porque al incluir este tema en la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, el Congreso le otorgó rango de ley cuando, por competencias, debía ser un asunto reglamentario que definiera el Minsa como ente rector especializado.

Más escandalosa ha sido la denuncia de textos escolares distribuidos en escuelas públicas que consideran una visión parcial de la época de violencia en el país entre los años 1980 y 2000 y contienen artículos que atentan contra la libertad sexual. Inicialmente, el Ministerio de Educación (Minedu) negó la presencia de “contenidos sesgados”, pero eso era ignorar al elefante en la sala.

Cuando la viceministra de Gestión Pedagógica fue preguntada por Ojo Público sobre por qué convocaban a políticos –además de académicos– para revisar estos textos, respondió: “No se olvide de que en el Congreso existe una Comisión de Educación. A ellos los hemos invitado también. La idea es tener variedad de opiniones y ya ve usted cómo han podido aportar a las cuestiones pedagógicas”. (¡!) Es cierto que a dichos talleres se invitó a personalidades de distintas tiendas políticas, pero el acento conservador del material escolar parece ser incuestionable.

Una explicación verosímil parece estar en el tuit de Con Mis Hijos No Te Metas que retuiteó el congresista no agrupado Julio Rosas: “Al parecer el MineduPeru no ha aprendido la lección. ¿Cuántos ministros tendrán que pasar hasta que entiendan la exigencia de los padres de familia?”. Es decir, o el ministro se porta bonito o lo sacamos. Y frente a esta amenaza, todo este escenario cobra sentido. Millones de soles del erario público destinados a promover una ideología, no a educar en diversidad. Son hechos que van más allá de la falta de control de calidad en materiales educativos. Revelan un enfoque que se buscó difundir y que, sorpresivamente, pasó todos los filtros en el Ministerio de Educación. Por fortuna, la actual gestión, con el respaldo del presidente de la República, ha ofrecido corregir este contenido.

Publicado en el Diario el Comercio

Lo que los estudiantes venezolanos pueden enseñarnos

Si bien el aspecto pedagógico es fundamental en la escuela, también lo es el aspecto no pedagógico. ¿A qué nos referimos?

Hoy vemos cómo niños venezolanos —cuyas familias han debido migrar al Perú dada la crisis política y social de su país— se están incorporando a las escuelas peruanas. Según Andina, el 2017 y en lo que va de este año, el Ministerio de Educación ha reconocido la validez de 1,652 certificados de estudios básicos de primaria y secundaria correspondientes a niños y jóvenes venezolanos con la finalidad de que continúen sus estudios en nuestro país.

Enhorabuena por ellos y también por nuestros alumnos, porque podrán enriquecerse de vincularse con una cultura distinta. Toca a los docentes y a los padres de familia desde casa inculcar el respeto y fomentar espacios de interés por explorar las diferencias y descubrir las similitudes. Desde aspectos tan cotidianos como que el deporte más popular en Venezuela es el béisbol, pero acá deben aprender a jugar fútbol —y, ojalá, enseñar a sus compañeros a jugar béisbol—.

Uno de los principales retos de la escuela es ser un espacio donde la atención a las diferencias sea interiorizada de manera adecuada. Para que la educación sea inclusiva, el sistema escolar debe apuntar a la formación basada en el respeto a las diferencias y necesidades educativas, costumbres, etnia, idioma, discapacidad, orientación sexual, edad, etc.

El verdadero problema está en que a estas situaciones iniciales que vive este alumnado, en muchas ocasiones, se le suman contextos de marginación familiar, conflictos interpersonales, problemas de adaptación y frustración, rechazo al colegio, desconfianza ante un sistema educativo nuevo, escasez de recursos que los lleva a tener que trabajar, etc. Todo ello traslada al centro educativo una problemática que sobrepasa su quehacer.

Si bien es un desafío, debemos verlo como una oportunidad. Acerquémonos a una educación más intercultural que parta de la reciprocidad de interrelaciones y se dirija a todos, no solo a los alumnos migrantes. Busquemos construir significados comunes que hagan posible una integración mutuamente enriquecedora. Y eso nos involucra a todos, no solo a la escuela. Recordemos, además, que hace no muchos años miles de peruanos debieron emigrar para buscar un futuro mejor. Hoy nos toca ser recíprocos, solidarios y, en el camino, enseñar a nuestros hijos a respetar la diversidad y aprender de ella.

Por:   María del Pilar Pinto De La Sota

#NiUnaMenos a la escuela

Este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, se llevará a cabo una nueva marcha #NiUnaMenos, esta vez con el eslogan “las cosas no han cambiado, regresamos a las calles”. A los casos de agresión a mujeres que vemos en redes sociales y en medios masivos de comunicación se suman los datos de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar – ENDES 2016 a nivel nacional. En ella, el 68,2% de las mujeres encuestadas manifestaron haber sido alguna vez víctimas de violencia psicológica, física y/o sexual por parte de sus parejas.

Leer más

Leading Education

El pasado 19 y 20 de julio se realizó en Buenos Aires la quinta edición de la Conferencia sobre Liderazgo Educativo en América Latina “Leading Education”. El encuentro estuvo organizado por FormarHub, institución sin fines de lucro que tiene por objetivo conectar a jóvenes líderes, apoyar enfoques innovadores y promover prácticas exitosas en el sector educativo.

Leer más